domingo, 1 de enero de 2012

Gisèle Freund



"No es tanto la ausencia de belleza lo que atormenta a la mayoría de seres humanos, sino las profundas heridas que el sufrimiento y el desengaño han inscrito en su rostro.

- ¡Ojalá me hubiera retratado diez años atrás! - me dice mucha gente con melancolía. ¿Verdaderamente eran tan diferentes? Probablemente no, pero en este mundo de ilusiones perdidas se sienten cambiados, quebrados, atormentados por un dolor invisible a ojos del mundo exterior y que, no obstante, imaginan palpable y visible, ya que ellos son perfectamente conscientes de ello."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada