viernes, 2 de marzo de 2012

Roger Wolfe



"Hay gente en ocasiones que deseas que fuera un libro, para así poder cerrarla con un sonoro y seco golpe de la mano, sin marcar la página, y devolverla luego para siempre al lugar en que por derecho corresponde:

los mustios anaqueles
de una rancia biblioteca."

La tortura, viejo y literario género...
Días perdidos en los transportes públicos
Roger Wolfe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada