martes, 26 de junio de 2012

Un día tú y otro yo.






"La premisa era simplemente que uno de los dos, el protector, debía estar siempre alerta. Si Robert tomaba drogas, yo tenía que estar presente y consciente. Si yo me deprimía, él debía mantenerse animado. Si uno enfermaba, el otro permanecía sano. Era importante que nunca nos permitiéramos excesos el mismo día."

Patti Smith
Eramos unos niños

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada